Cargando...
AHORA  |
Cuba

Continúan cuestionamientos a gobierno de Trump ante amenaza de la COVID-19

El líder de la lucha contra la COVID-19 en Estados Unidos y jefe del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci, podría estar haciendo perder la paciencia a Donald Trump, al cuestionar una vez más la lentitud con que el país actuó contra la epidemia. Fauci fue preguntado en el programa de CNN, […]

Continúan cuestionamientos a gobierno de Trump ante amenaza de la COVID-19

El líder de la lucha contra la COVID-19 en Estados Unidos y jefe del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci, podría estar haciendo perder la paciencia a Donald Trump, al cuestionar una vez más la lentitud con que el país actuó contra la epidemia.

Fauci fue preguntado en el programa de CNN, “State of the Union”, sobre un reportaje de The New York Times, según el cual varios expertos en salud habían sugerido a la Casa Blanca tomar medidas e implementar una mitigación agresiva de la COVID-19 desde fines de febrero, pero no fueron tomadas en cuenta.

El popular científico reveló que hubo mucho rechazo sobre aplicar el confinamiento de la población en aquel momento, y admitió que si desde el principio se hubiera cerrado todo, la situación del país podría haber sido un poco diferente a la de ahora. Fauci confirmó que su equipo emitió recomendaciones médicas a las autoridades estadounidenses que podrían haber salvado vidas, si se hubieran tomado antes, aunque advirtió que incidieron varios factores para que el país esté en la situación actual, como el tamaño y el carácter heterogéneo de la nación.

Pese a que Estados Unidos reportó su primera muerte por coronavirus a finales de febrero, no emitió recomendaciones para el distanciamiento social hasta mediados de marzo.

Los últimos comentarios de Fauci sobre la lentitud en la respuesta de las autoridades generaron más críticas contra el científico, quien ya estaba en el punto de mira de la extrema derecha por contradecir a Trump. Incluso, Trump repitió el mensaje de la excandidata republicana al Congreso, Deanna Lorraine, quien citó las valoraciones de Fauci durante la entrevista televisiva con la CNN y escribió: “es hora de Despedir a Fauci”. Que Trump repitiera ese mensaje en su cuenta de Twitter aumentó las especulaciones sobre la posibilidad de que el magnate esté perdiendo la paciencia con el popular científico, hasta el punto de que podría echarle.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentario sobre si Trump está descontento con Fauci, cuando es notorio que el jefe del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas ha contradicho o corregido al presidente en asuntos científicos, a lo largo de la crisis sanitaria. Incluso, la semana pasada, durante la conferencia de prensa diaria de Trump por el nuevo coronavirus, el mandatario interrumpió e impidió que Fauci respondiera a la cuestión de si el fármaco contra la malaria hidro-xi-cloroquina es efectivo contra el coronavirus.

De 79 años, Fauci, ha estado desde 1984 al frente de la agencia federal de enfermedades infecciosas, bajo presidentes republicanos y demócratas. Algunos sondeos han mostrado que los estadounidenses confían más en Fauci que en Trump.

El presidente ha asegurado de forma reiterada que su gobierno ha actuado muy bien para contener el virus y que ha tomado las mejores respuestas a nivel global. En los informes diarios que ofrece sobre el virus, Trump ha calificado de «injustos» y «noticias falsas» las preguntas de periodistas que cuestionan la respuesta de su gobierno ante el virus.

Lo cierto es que Estados Unidos se convirtió este fin de semana en el país con más fallecidos y contagios de covid-19 en el mundo. Hasta este lunes, más 22 mil estadounidenses habían perdido la vida y unos 555 mil se habían contagiado, aunque las autoridades reconocen que los números reales podrían ser varias veces mayores. Si la situación es crítica en la mayor parte de Estados Unidos, en Nueva York es mucho peor.

A pesar de algunas señales de esperanza de que la tasa de infecciones comienza a estabilizarse, Nueva York registró su peor semana desde que inició el brote de coronavirus. Las autoridades anunciaron el domingo que el número de muertos en la entidad superó los 700 por sexto día consecutivo. Al menos cinco mil 226 personas murieron en Nueva York en la semana que concluyó el sábado, para un total de nueve mil 385 decesos desde que se inició el brote.

Tomado de Radio Rebelde


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *